Baila como antes, habla mierdas como antes, y hay monos pendejos que lo apoyan… como antes.