APS. Noticias, Indonesia.- Choriul Huda fue a cortar un balón y un defensor de su propio equipo se interpuso ocasionándole un fuerte golpe en el cuello. En el hospital fue declarado muerto. El fútbol indonesio está de luto después de que el club Persela anunciara la muerte de su arquero titular, el cual era capitán del equipo y figura del fútbol asiático.

Choirul Huda chocó con su compañero en una pelota dividida y fue trasladado inmediatamente al hospital, en donde murió algunas horas más tarde.

La FIFA premiará a este héroe, ya que los porteros habían parado solamente balones hasta ahora, pero en esta ocasión este deportista rompió estándares y logró parar hasta su propio, aliento, circulación y por ende su corazón.