APS. Noticias. Quito, Ecuador.- Cuando tenía 12 años, el niño Arturo Mina fue a buscar un balón que había caído a la calle y un camión lo embistió. Al llegar al hospital, cayó en un coma que lo mantuvo en estado vegetal hasta sus 24.

Podría haber muerto, pero su familia lo cuidó con esmero todo ese tiempo. Hoy, Arturo finalmente despertó del coma, es capaz de hablar y se mueve en una silla de ruedas. Con plena conciencia, nos cuenta su historia.

Mina, afirma que mientras estaba en coma vivió otra vida en paralelo donde era un gran jugador de fútbol.

En su sueño, Mina se convertía en el campeón del mundo con un club llamado Niupi gracias a su entrenador Roberto Cediño.

“El despertarme del coma y ver que no tengo piernas me partió el alma” manifestó el joven ecuatoriano.

Según Mina, todo era real, jugaba en su equipo con sus amigos Tom y Bengi con los cuales eran invencibles.

El medico Luis Santamaría, afirma que Mina entrará en una terapia psicológica para evitar depresiones severas.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0