Una azafata fue despedida de su trabajo tras descubrirse que había mantenido relaciones sexuales con los pasajeros en pleno vuelo, a los que cobraba hasta 2 mil euros por servicio.
La compañía, de Arabia Saudí, cree que la mujer podría haber ganado en un año hasta 900.000 euros, según publica ‘Daily Mail’.

Todo salió a la luz cuando uno de sus compañeros la pilló mientras estaba en el baño “en cuatro” realizando prácticas sexuales con uno de los pasajeros a bordo, momento en el que fue despedida.

La azafata “admitió que tuvo relaciones sexuales con muchos otros pasajeros durante el vuelo y que ella prefería vuelos de larga distancia entre el Golfo y los Estados Unidos”.

En algunos países como Japón algunas azafatas de vuelo tienen que recurrir a la prostitución como salida a sus problemas de liquidez porque sus salarios son bastante reducidos.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0