APS. Noticias, Guayaquil, Ecuador.- Guillermo Almada llegó con el rostro cabizbajo y la mirada perdida a la rueda de prensa en el Monumental. No era para menos pues Macara aplastó al Barcelona en Guayaquil y le dijo NO a Copa Libertadores.

El entrenador asumió la responsabilidad por la abultada derrota. “No hicimos un buen partido ni tuvimos la claridad necesaria. A pesar que lucharon y dieron lo mejor, no tuvimos la fortuna de anotar y quedamos bastante lejos en el marcador y para colmo Banguera sin el Messi no juega”, afirmó.

A pesar del ambiente depresivo en la rueda de prensa, autoridades del fútbol ecuatoriano se presentaron sorpresivamente a entregar un premio a la mejor jugada del año al BSC. “Puede que sean la hinchada más tóxica del Ecuador, puede que sean incluso la gente más tóxica y decadente del país, pero almenos jugaron bien, pero con los sentimientos de sus hinchas”