APS. Noticias, Portoviejo, Ecuador.- De acuerdo a la reforma al Código de la Niñez y Adolescencia, las madres ya no necesitan del patrocinio de un abogado, pero puede optar voluntariamente por un profesional del derecho para presentar una demanda por juicio de alimentos.

Es así que el joven manabita Pilsener Finalín López, enfrenta un juicio de alimentos que se tramita desde el pasado 8 de noviembre en el Juzgado Segundo de la Niñez y la Adolescencia de Manabí, por paternidad.

Filemona, una burrita que trabajaba cerca de portoviejo, demandó al joven Pilsener Finalín López, por la alimentación y paternidad de su hija debido a que el joven manaba no la ha reconocido.

En su demanda, la burrita filemona expresó que desde el momento en que nació su hija joven manaba nunca fijó una pensión alimenticia que ayude a cubrir las necesidades básicas de la menor como: salud, educación, vestido y vivienda y alfalfa.

Bajo estos antecedentes solicitó al juez Segundo de la Niñez y Adolescencia de Manabí,  Orgasmo Salvatierra Cedeño, que fije la pensión alimenticia en mil 300, así como que se le practique el examen de ADN a fin de que se compruebe la paternidad y se le prohiba salir del país.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0