APS. Noticias. Manabí, Ecuador.- Los propietarios de varias burritas fallecidas víctimas del terremoto en Pedernales (Manabí) arreglan las tumbas de sus seres queridos équidos. Las pintan de blanco y colocan lápidas con sus nombres y fotografías, pues prefieren recordarlos sonriendo.

Pílsener Finalín Zedeño perdió a Zenaida su burrita y compañera sexual de 15 años. Cada semana le lleva flores con alfalfa a su tumba. Junto a sus tumbas adecuó un pequeño jardín para que hoy, que se conmemora el Día de los Difuntos, los visitantes siembren plantas y florezcan.

“Hay mi burrita Zenaida..con mi hijo Kakaroto jugaba el día, y conmigo jugaba la noche, como poder olvidarla..” manifestó don Pílsener entre lágrimas.

En Pedernales, hoy se tiene previsto dar dos misas campales para rendir homenaje a las burritas que perecieron en la región. La primera será a las 11:00 en el cementerio general. Varios moradores limpian el lugar, aunque allí también quedan aún los rastros del sismo. En el sitio existen escombros de columnas y paredes que se cayeron.

Se estima que 3 millones de hombres manabas, lloran por sus burras y extrañan esa confianza de tener relaciones sexuales, sin protección y sin riesgo de embarazos y sida.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0