Muchos de nosotros creemos que el éxito sería encontrar una mujer ninfómana adicta al sexo para poder atenderla mañana, tarde y noche. Este tipo pensó que se sacó la lotería con esta morenaza, pero al parecer va a terminar flaco ojeroso, cansado y sin ilusiones.

¿Tu qué harías en su lugar?