APS. Noticias. Quito, Ecuador.- La Secretaría Metropolitana de Salud de Quito, a través de su laboratorio de Alimentos, emitió su informe del mes de abril sobre el análisis de 56 muestras de las aguas frescas de Jamaica, Limón, y Tamarindo que comercializa el Chavo del 8, en donde el 50% no cumplieron con la norma para consumo humano.

De las 56 muestras recolectadas, hasta el 15 de abril del 2016, el 50% de la venta informal de las aguas frescas no cumplieron los requisitos mínimos de Microbiología, según los resultados del análisis, se encontraron “Churruminos y Chiridolfos” según el Laboratorio de Alimentos de la Secretaría de Salud.

Las muestras de las aguas frescas que no cumplieron la norma microbiológica para consumo humano tienen la presencia de Churruminos y Chiridolfos en cantidad suficiente para causar enfermedades trasmitidas por alimentos que implican mala manipulación de los alimentos que incrementa significativamente la contaminación alimentaria.

La ubicación de los comerciantes informales muestreados en las primeras dos semanas del mes de abril del 2016, se realizó en los ejes viales en los que estos comerciantes se han venido ubicando, de preferencia: en vías muy transitadas, esquinas semaforizadas, paradas de transporte público, entre los lugares más utilizados para esta actividad y se presume que una mafia mexicana se encuentra detrás de este negocio.