APS. Noticias. Quito, Ecuador.- El expresidente Rafael Correa Delgado demandó penalmente a un perro callejero de la ciudad de Quito por presuntamente ladrarlo y causar deshonra en su contra.

El delito, tipificado en el Código Orgánico Penal, se sanciona con una pena privativa de libertad de 15 a 30 días para los seres humanos pero el expresidente solicita que la misma pena sea aplicada al can.

Según testigos, Rafael Correa paseaba en bicicleta por las calles de Quito, cuando un perro capitalista lo reconoció y comenzó a agredirlo con ladridos ofensivos e irrespetuosos.

“Todo perro que ladre o le quede viendo mal al respeto al expresidente Correa será enjuiciado, le gente va a pensar que el expresidente es un choro si un perro lo ladra”, manifestó el abogado de Correa en rueda de prensa.  Varios perros de la capital protestan y reclaman su derecho de ladrar, pues está en la naturaleza canina.

Correa solicitó a todos sus perros guerreros defensores salir a mearse en los territorios ya marcados por los perros capitalistas para que sepan quién manda en el país.

En la demanda de Correa se exige una indemnización civil al perro callejero o su dueño. “El monto que usted (juez) considere pertinente, así como la reparación inmaterial, en la forma que su autoridad considere pertinente”, se lee en el escrito. El documento está firmado por Correa y su abogado Caupolicán Ochoa.