APS. Noticias. Quito, Ecuador.- El Joker de Jared Leto ha causado críticas entre los amantes del cine. Es evidente que Leto no pudo estar a nivel de Ledger para interpretar el papel del Joker de manera apropiada.

Esto mantiene preocupados a los directores de la Warner Brothers ya que esperaban que Leto tenga una aceptación más alta de entre el público.

Varios perfiles se han lanzado para reemplazar a Leto en la próxima película del Joker, entre ellos el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Correa afirma sentirse orgulloso de ser tomado en cuenta y afirma que él cumple con todas las cualidades para ser un Joker.

“No nos engañemos compañeritos, el Joker necesita ser sádico y maldito y odiador, tiene que ser un pobre desquiciado que tiene resentimiento hacia la población, y yo cumplo con todas esas características para ser el nuevo Joker” afirmó el presidente.

Correa afirma que para tener la boca grande y con cicatrices como el Joker, irá al pasearse por el Guasmo de Guayaquil para que le hagan el favor.

Los productores de la Warner afirman que la demencia de Correa son puntos extras para ser escogido como el nuevo Joker, y estiman que es muy probable que será el presidente ecuatoriano el que se lleve el papel.