EM. Catilinaria Política.- El excanciller Ricardo Patiño salió ayer a las 18:20 del país, con destino a Perú, horas antes de la audiencia de formulación de cargos por supuesta instigación, herramienta de persecución política.

Ante la persecución política contra Patiño, la reacción del expresidente Rafael Correa no se hizo esperar y una vez más amenazó con pegarse un tiro, esta vez con un revolver en la mano.

“Se han metido con mi honra, se han metido con mi familia, han destruido mi país, pero eso si…. con mi Patiño no se metan… ¡vendepatrias!”, afirmó Correa entre lagrimas.

Sin poder contener su llanto, Correa grito.

“Si le tocan un pelo a Vicky,.. ¡les prometo que esta vez no me pego un tiro,… sino dos!” sentenció Correa.

La audiencia se desarrolla en este momento en Latacunga; Patiño no se presentó, pero sí su abogado Fernando Yávar, quien inicialmente dijo que Patiño sí estaba en el país, pero al insistirse que ya había información confirmada de su viaje a Perú, él respondió: “No conozco nada al respecto”.

Patiño está acusado de cometer delito de instigación, respecto a las declaraciones realizadas en octubre de 2018, durante una convención política en Latacunga.

En un video se observa a Patiño pedir a su gente que salga a las calles, bloquee carreteras y tomarse las instituciones públicas.