APS. Noticias. Quito, Ecuador.- Los tatuajes siguen siendo un tabú en nuestra sociedad, más para las señoras que ven En Carne Propia y piensan que los tatuajes son para delincuentes y vagos sin oficio ni beneficio. Y aunque eso es cierto el 80% de las veces (la mayoría son tatuajes de Jesusito), no todos son así: también hay símbolos del infinito y frases que rezan “Perdóname, madre, por mi vida loca”.

A pesar de ello, una madre preocupada de que su hijo siga manchando con rayas sinsentido el hermoso templo que Jesús Nuestro Señor le dio, decidió tomar cartas en el asunto para evitar que su hijo fuera confundido con un pandillero.