APS. Noticias. Pedernales, Ecuador.- Dos días después del terremoto de 5,8 grados en la escala de Ritcher que sacudió a Esmeraldas, y en medio de una llovizna, la comunidad de Pedernales, en la parte centro de la provincia de Esmeraldas, una de las más afectadas ya empieza a levantarse.

A partir de este lunes, los habitantes de la comunidad han decidido realizar mingas comunitarias para recoger los escombros y volver a construir sus preciados chongos.

El día de hoy en coordinación con las autoridades de gobierno, los miembros de la Policía Nacional, empezaron a pintar el prostíbulo más grande de la zona, para que los manabas vuelvan a tener su recreación diaria.

Pese a que el clima no ayudó este último día, la comunidad  hizo su mayor esfuerzo para limpiar las mesas y pintar las vigas que la sostienen, construir camas nuevas y poner los tubos para que las chicas bailen.

“Gracias a los colchones que nos donó la gente, ya tenemos camas en nuestro chonguito” manifestó el Sr. Alcazeltser Donoso, un damnificado del terremoto oriundo de Manabí.

La idea, dicen, es hacer que el “sitio más representativo del trabajo en Atacames, vuelva a funcionar.

Según el general, Hernán Rosero, coordinador de la Policía Comunitaria, a nivel nacional, por el momento habrá que optimizar el Chongo, por lo que será compartido entre los habitantes de Atacames y Sua.

 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0