AFP. Noticias, Quito, Ecuador.

El gobierno dotará de taxis exonerados a licenciados en Filosofía para que aporten con algo a la sociedad

El taxi es un negocio rentable por lo menos, en las urbes como Cuenca y Guayaquil. En esta última, la zona de parqueo este de la terminal terrestre Jaime Roldós está llena de taxis y pasajeros durante las mañanas. La tarifa tarifa mínima es fijada a través de una ordenanza, pero en los últimos años pasó a 1,60.

La Senescyt en conjunto con la Union Nacional de Taxistas, firmaron hoy lunes un convenio que otorga a todo licenciado en filosofīa el derecho a un taxi exonerado.

“Tenemos que asegurarnos que los licenciados en filosofía de las universidades del Ecuador tengan acceso al trabajo y aporten con algo a la sociedad” manifestó el titular de la Senescyt Rene Ramirez.

La señora Luisa Romero agradeció al gobierno por la iniciativa

“Mi hijo licenciado en filosofía ya no va ha estar de vago en la casa, estoy contenta que a sus 40 años de edad ya por fin pueda tener su propio taxi”, declaró.

El presidente de la Unión de Taxistas del Azuay, Bolívar Sucozhañay, habla de un promedio de “10 licenciados en filosofía que le solicitan un puesto de taxi pero solo uno tiene el dinero para comprar la unidad, a los otros solo les alcanza para la marihuana”.

La situación de los taxis ejecutivos es similar, dice Elvia Calvache, licenciada en Filosofía de la U. Central quien trabaja 11 horas al día en Quito. Ella por cada carrera paga 10 centavos a la operadora con la que trabaja y 83 por Seguro Social.

Con todos los gastos recibe USD 450 al mes. Calvache asegura que debe invertir en dispositivos GPS, rastreo y ciertas comodidades que un taxi ejecutivo presta, a diferencia del convencional. Precisamente, los vehículos nuevos son más demandados.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0