El joven capitalista Jorge Cunalata fue despedido este viernes por orden del gobierno central. Jorge trabajaba en un empresa pública donde desempeñaba el cargo de ingeniero.

Cunalata llevaba 7 años de antigüedad, pero lastimosamente el estado debe despedir al 30% de empleados públicos para poder recibir el crédito del FMI. A pesar de ser un opositor al expresidente Rafael Correa, su visión política no pudo salvarlo del despido.

“No puede ser, ¿por qué me despiden a mi si yo soy capitalista!, yo vote 7 veces si y aún así me despiden, no es justo, chutaaa, y aura como pago mi aveo”, manifestó Cunalata entre lágrimas.

Según Cunalata, no sabe si salir a protestar o quedarse callado y morirse de hambre.

“Osea, si salgo a protestar para que le boten a Moreno le estaría haciendo un favor a Correa, pero si no protesto mi familia se muere de hambre”, afirmó el ex empleado público.

Ante la firma del FMI, el gobierno de Moreno debe cumplir varios requisitos para recibir el dinero. Estos requisitos son: reducir el personal de las instituciones públicas, eliminar los subsidios, mearle en la oreja a los ecuatorianos, reducir el gasto en salud y educación.