A diario el Trolebús moviliza a 250 mil personas que atraviesan la ciudad en un promedio de 45 minutos. Esta característica ha provocado que el sistema tenga mayor demanda de la que su capacidad le permite. Los empujones y punteos son frecuentes entre quienes necesitan subir a las unidades.

Debido a esta aglomeración, Juan Reyes, un estudiante de ingeniería de la Escuela Politécnica Nacional resultó embarazado.

El joven en gestación, dice que se sentía incómodo mientras viajaba en el transporte público. También cuando algunos hombres aprovechan la aglomeración de las horas pico, para acercarse demasiado a su trasero, meterse en su espacio, rozarlo e incluso mostrarles sus partes íntimas.

“Una vez el trole frenó de golpe y sentí un repentino dolor en mi trasero, a las pocas semanas empecé a tener nauseas y antojos….nunca pensé que me pasaría esto, hoy no importa, solo quisiera saber el quien es el padre de mi futuro hijo” declaró el joven estudiante.

hombre emEl índice de embarazos en el Trolebus ha crecido en los últimos años, hoy en día el municipio de Quito trabaja en soluciones a corto y largo plazo pero solicita a la ciudadanía prudencia. El alcalde Rodas ha manifestado que colocará expendedores de preservativos gratuitos en las paradas del trole para evitar embarazos no deseados durante el viaje.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0