APS. Noticias, Yachay, Ecuador.- Un estudio proparoxítono y desiderativo reveló que las palabras largas, rimbombantes y electrodomésticas ayudan a que los individuos luzcan más esternocleidomastoideos, axiomáticos, y organizacionales.

Al respecto, un especialista sostuvo que después de una investigación profusa, se determinó que las personas que se expresan con palabras caleidoscópicas tienen un desarrollo isomórfico y descontextualizado con una inteligencia lexicográfica y aureosecular, “en pocas palabras, son más monosolilocuentes”, concluyó un electrocardiografista.

Por su parte, los hablantes que sólo ocupan muy pocas palabras al comunicarse, confesaron que: “meh”, “bah”, y “mmmta”, expresiones que, más o menos, significan: “lo que digan, nos vale diez hectáreas de nasofaringolaringofibroscopía, tetrahidrocannabinol y uvulopalatofaringoplastia”, o sea que les vale verga.

El profesor trabucado de la universidad reciproconstitucional Yachay será nominado al galardón de los premios Nobel de Literatura.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0