APS. Noticias, Ecuador.- “Les juro que no sabía que esa sesina era de perro, les juro”. Esas fueron las últimas palabras que le dijo Thalía Rivera, de 30 años, a sus agresores, tras ser atacada por cuatro perros en el barrio de la Ferroviaria, sur de Quito. La tarde de este martes, los familiares de la víctima decidieron regresar a Loja tras recibir el mensaje de venganza de estos caninos.

En ese tiempo, ella advirtió a sus parientes pese a las graves heridas y antes de ingresar al quirófano. “Esos perros me arrastraron, tenían una ansiedad de darme una lección y me mordían como querían y sabía que esto tenía que ver con lo de la sesina que me ofrecieron, eso no sabía a vaca”, eso le dijo a sus amigos y familia. “También nos dijo que le dolían mucho las piernas”, añadió la joven. Tras el ataque, quería advertir a todos




Share and Enjoy !

0Shares
0 0