A Gianluca Vacchi, el rico playboy italiano con más de 11 millones de seguidores en Instagram y al que todo el mundo conoce por sus gusto a mostrar sus bailes, no le van tan bien las cosas. Según las últimas informaciones, un banco acaba de embargarle algunas de sus propiedades para saldar una deuda que asciende a los 10 millones de euros. Según publica el Quotidiano Nazionale, un consorcio de periódicos locales del norte de Italia, la vida de este famoso influencer no es tan bonita como hace creer a sus seguidores. En los últimos días, el Banco BPM le ha embargado varias villas, un yate y sus participaciones en un club de golf cerca de Bolonia; unas propiedades con las que debe saldar una deuda de más de 10 millones de euros.

Desde la perdida de su dinero Vacchi empezó a descuidar su físico y ahora se ve gordo y arruinado.

 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0