Tienen más experiencia sexual: Quizá la razón más común por la que los hombres tienen citas con ellas es porque el sexo es mucho mejor.

Son mejores en la cama. Punto. Ya dejaron atrás todas las inseguridades y ansiedades que impactan a veces la vida sexual.


Las mujeres mayores están más seguras de sí mismas y saben hacer del dormitorio un lugar excitante e interesante. Siempre quieren intentar cosas nuevas.

Las mujeres mayores son menos dramáticas: Los hombres jóvenes encuentran mayor drama en las mujeres muy jóvenes que se ven enfrentadas en esa época a sus primeros amores y primeros corazones rotos.

Son asertivas: Tienen una idea clara de quiénes son y lo que quieren. Por lo tanto son menos tímidas para abordar a un hombre y menos inclinadas a jugar juegos tontos.

Son independientes: Es una de las cosas que los hombres aman de ellas, su independencia. Las mujeres mayores se sienten cómodas no importa si están solas o solteras.

Si pensabas que los hombres no podían resistirse a las mujeres jóvenes e inmaduras, pues es todo lo contrario: la experiencia, el control y la independencia pueden ser un gran afrodísiaco para los hombres.