EM. Noticias.- El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, en prisión preventiva por el caso Odebrecht, fue condenado el miércoles a seis años de cárcel por beneficiarse de millonarios sobornos de la constructora brasileña, según sentencia de la suprema Corte de Justicia.

Ante esto el vicepresidente Glas afirmó sentirse tranquilo, “Yo estoy tranquilo, solo me dieron 6 añitos y aún no encuentran donde tengo los millones guardados, en seis añitos salgo y listo”, afirmó Glas.

Glas, de 48 años, pasó a ser el funcionario en activo de mayor rango en América Latina en ser sancionado por la trama de coimas de Odebrecht, que golpeó los círculos del poder y la política al salpicar a ex mandatarios como el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

También hay señalamientos contra el gobernante venezolano Nicolás Maduro y el peruano Pedro Pablo Kuczynski en la región.

Glas, quien asistió a la audiencia en la que un tribunal penal de la Corte con sede en Quito dictó sentencia en primera instancia, fue juzgado como autor de asociación ilícita al igual que otras cuatro personas, incluido su tío Ricardo Rivera, quien hizo de enlace para que el funcionario reciba coimas por 13,5 millones de dólares.