APS. Noticias, Ecuador, Guayaquil.- Los 29 627 casos de conjuntivitis registrados en lo que va del año en las provincias de la Costa, principalmente en Guayas y Manabí, provocaron en Guayaquil escasez de colirios, las medicinas para tratar la enfermedad contagiosa que afecta a la visión.

La mañana de este sábado 24 de febrero en la farmacia Sebicarp, en el centro de Guayaquil, no contaban con ninguna de las medicinas recetadas para combatir la infección bacteriana con inflamación de ojos. Y comercializaban solo una suspensión oftalmológica que sirve como agente preventivo de las infecciones oculares. “Los casos han comenzado a disminuir, la semana pasada teníamos hasta 100 clientes por día buscando estas medicinas. Tenemos agotado Decadrón, Oftalmogenta y Biogenta, solo estamos vendiendo Poentobral Plus, que es más preventivo”,  expertos relacionan directamente la culpa a los chifas de la región.

“Esos chinos nos patean en las noches después de robarnos los gatos, por eso propongo que no compremos más en bahía”