.

APS Noticias. Quito, Ecuador.- Cuando el ejército de Sebastián de Benalcázar conformado por españoles y cañaris aliados llegaron al nudo de Tiocajas, se encontraron con el ejército inca dispuesto a detener su avance liderado por Rumiñahui quien los rodeó.

Los españoles invasores varias veces se vieron a punto de ser derrotados y masacrados, sin embargo no rompían filas y aguantaban. Rumiñahui ya saboreaba la victoria pero de pronto sucede algo inesperado, explota el volcán Tungurahua, ese momento se vuelve fatídico para él, porque sus indios guerreros creían que era castigo divino de la Pacha Mama.

Esta semana la historia se volvió a repetir. Los indígenas al mando del General Salvador Quishpe, tenian rodeados al Ejercito de Rafael Correa en la loma cerca a La Marín.

Los indígenas estaban ganando terreno poco a poco y el General Quishpe ya saboreaba la victoria hasta que el volcán Cotopaxi empezó a escupir cenizas. Muchos indígenas corrieron y otros bajaron las armas porque pensaron que la Pacha Mama otra vez esta enojada.

El General Quishpe fue capturado por las tropas de Correa y fue sentenciado a la hoguera, pero este logró escapar un poco quemado.

Los indígenas huyeron y afirmaron que bajan las armas debido a que al parecer la Pacha Mama apoya a Rafael Correa.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0