De la vida real.- El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz ganó el Giro de Italia, luego de 21 intensos días y 90 horas de carrera. Es el segundo latinoamericano en lograr esta distinción, y el primer ecuatoriano en alcanzar este hito del deporte mundial.

Miles de conductores que putean a los ciclistas, y que invaden las ciclovías, felicitaron a Carapaz por las redes sociales y se sintieron orgullosos de que Carapaz sea Ecuatoriano.

“Eso es orgullo para el país que un Ecuatoriano gane en Europa, GRANDE CARAPAZ GRANDE”, afirmó un conductor que se encontraba estacionado en una ciclovía con luces de parqueo mientras se comía un agachadito.

Otro taxista afirmó que apoya a Carapaz y lo llamó grande mientras se fugaba por después de atropellar a un niño en su triciclo.

Carapaz al llegar a la meta, se detuvo unos segundos en la alfombra rosada y, aún sobre su bicicleta, lloró. Esa emoción infinita no fue interrumpida por nadie. Después de casi un minuto se bajó de la bicicleta y levantó su brazo derecho como el nuevo campeón del Giro de Italia y gritó…. “MORENO MMV NUNCA APOYÓ AL DEPORTE”