APS. Noticias, Quito, Ecuador.- La semana siguiente al balotaje del 2 de abril transcurrió entre hechos que hicieron medir fuerzas a la oposición y el oficialismo. Por un lado, la alianza Creo-SUMA denunciando un fraude y destruyendo propiedad privada y pública, principalmente en Quito y en el Puerto Principal. Por otro lado, el oficialismo refrendando los resultados electorales con manifestaciones en favor de Lenín Moreno que incluyeron festejos, caravanas y concursos de cachos. El licenciado Moreno logró un punto importante al recibir el reconocimiento de entes como la Organización de Estados Americanos (OEA) como Presidente Electo del Ecuador.

La primera semana del candidato Guillermo Lasso (Creo-SUMA), luego del balotaje del 2 de abril pasado, estuvo marcada por tres momentos.
Primero, el festejo con base en los resultados del ‘exit poll’ de la encuestadora Cedatos.
Luego, el irreconocimiento de los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral y alertas sobre un posible fraude, con base a una revisión del archivo plano de las actas de las juntas receptoras del voto.
Finalmente, su participación en una rueda de prensa donde dió a conocer su cese al fuego.
“Dejarémos de creas violencia y caos. Haré caso a Jaime Nebot. Bueno ya perdí, ¿Al menos me devuelven la plata de la campaña? ahi se me fue todito lo del feriado bancario”