El licenciado tiene toda la razón.
Todo empezó con este video…

¡Y luego se derivó en estos memazos!