Daniela López Mayorga es una ama de casa que llevaba alrededor de 18 meses intentando quedar embarazada de su esposo Carlos con quien desea formar una familia y sueña con tener a 3 hijos, pero la vida no ha sido fácil para ella, pues los problemas de infertilidad le han provocado demasiadas depresiones y tristezas.

Daniela ya hizo de todo, probó el tratamiento de una clínica bastante exclusiva, fue a visitar un shamán, se puso la pomada que le vendieron en el bus, pero con ninguno de estos métodos obtuvo los resultados esperados.

Daniela estaba desesperada cuando de pronto un doctor de medicina alternativa le recomendó que se inscriba en cualquier carrera de la UDLA y acuda a clases todos los días.

En tan solo 15 días, Daniela mejoró su ánimo, sus hormonas parecían estar funcionado mejor y su cuerpo le daba señales de que pronto quedaría embarazada. “Tan solo con entrar al campus ya empezaba a sentir el milagro”, comentó.

A las 6 semanas se acercó con su esposo y le dijo que ya tenía 3 días de retraso en su periodo, cosa que nunca había pasado y hoy su panza de 3 meses ya es bastante notoria, Daniela lo llama milagro, mientras que su esposo aún no sabe si sentirse contento o triste, pues no recuerda haber tenido relaciones con ella recientemente.

“El problema es que Daniela cambió mucho, siempre nos dijimos ‘mi amor’ uno al otro , pero ahora ella me llama ‘mijín’ o ‘huevon’, eso me hace sentir algo incómodo”, confesó su esposo.

El doctor ya ha sido consultado por miles de mujeres con éste problema y se cree que Quito podría tener en sus manos la cura a uno de los problemas más comunes del mundo.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0