EM. Noticias.-El papa Francisco pidió este lunes 25 de diciembre del 2017  “paz para Jerusalén y toda la Tierra Santa” y un “diálogo sereno” en Venezuela, al pronunciar su mensaje Urbi et Orbi de Navidad en la Plaza de San Pedro. 

Kevin, un niño que duerme debajo de los puentes afirmó sentirse contento y agradeció a Dios por un año más hambre en su miserable vida.

“Una navidad más de hambre, una navidad más de dormir debajo de los puentes y fundearme con isarcol, por todo esto hay que agradecer al todopoderoso por su misericordia y bendiciones”, afirmó el niño desnutrido.

En la plaza del Pesebre, en Belén, el domingo reinaba un ambiente más bien alicaído, a pesar de las canciones navideñas que sonaban en los altavoces.