APS. EM.- No hay manera de superar a los japoneses, en nada. Recuerdenlo.