Desde el pasado 9 de agosto del 2017, el nombre del presidente de la Ecuarunari es Elver Galarga Pérez Guartambel, antes fue Carlos Ranulfo. El cambio lo solicitó al Registro Civil y, luego de que su pedido fue aprobado, ahora realiza la actualización en todos sus documentos personales. Pérez señaló que el pasado 9 de agosto se celebró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas y que la Ecuarunari invitó a la descolonización de las identidades de los nombres.

“(Yo) pedí permiso a la Pachamama y al gran kayosama (para el cambio de nombre)”, cuenta el dirigente antes de señalar que su nombre actual, Elver Galarga, significa “bien dotado” en idioma castellano.

“Me identifiqué con lo que creo que soy, con lo que soy con lo que tengo. Manuela me dice que soy vergota, por eso me cambié de nombre”, afirma.

Pérez manifiesta que no le preocupa que la gente todavía se confunda y lo llame Carlos en lugar de Elver Galarga. Él cree que poco a poco las personas se acostumbrarán a su nuevo nombre. “Para mí también ha sido complicado, tuve que cambiar mi firma, cambié mi cédula, el pasaporte y las visas para viajar a otros países”, comenta.

“Ahora estoy haciendo los trámites para hacer los cambios en los posgrados que tengo en la Senescyt, las matrículas. Bueno todo, absolutamente todo, es un cambio radical”. Además considera que debe posicionar su nuevo nombre internacionalmente. El dirigente Elver Galarga Pérez comenta que con el cambio se siente bien. Su deseo es seguir a los grandes revolucionarios de la historia andina que también cambiaron sus nombres. “Trato de seguir, guardando las distancia, los pasos de Cusi Yupangui, que luego se transformó en Pachacutec y de José Gabriel Condorcanqui que luego fue Túpac Amaru”, asegura.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0