APS. Noticias.- Después de que la CIDH investigara los asesinatos cometidos por el gobierno de Lenin Moreno durante las protestas, Ivan Granda -amante de la ministra del interior- confesó la perturbadora noticia.

Según Granda, el detalle del mustacho de Hitler no le quedó desapercibido cada vez que se pegaba un “cebichito de concha”.

“La última vez que me bajé a chuparle el bollo a la Maria Paula me asusté al ver el bigote del Führer, y eso fue durante las protestas indígenas”, afirmó Ivan Granda.

Según Granda, Romo habría negado a rasurarse “la araña” por completo, y más aún, le dedica 20 minutos diarios a peinarle el mustacho de Hitler.

Ivan Granda es el amante de Romo con quien estuvo envuelta en el caso del helicóptero policial para vacacionar.

Según varios psicólogos, este accionar de Romo podría explicar los asesinatos a indígenas durante las protestas.