APS. Noticias. Quito, Ecuador.- Bastaban 54 votos (dos tercios de los 81 senadores de Brasil) para que Dilma Rousseff fuera condenada, pero un total de 61 decidió destituirla.

Milagrosamente para Dilma, la destitución duro pocas horas ya que el senado brasileño, se vio obligado a restituirla en su cargo luego de que las potencias mundiales Ecuador y Bolivia amenazaron con romper relaciones con ese país.

“Lo que diga la Unión Europea, Rusia o EE.UU, no nos importa, pero si nos preocupa las consecuencias que sufriremos si perdemos las relaciones económicas con Ecuador y Bolivia que son nuestros principales financistas”, afirmó el presidente del Senado.

El ministerio de Relaciones Internacionales de Brasil, envió un comunicado al Canciller de Ecuador Guillaume Long, donde Brasil pide perdón al Ecuador por su error y suplica que no se rompan las relaciones entre los países ya que no quieren ningún tipo de sanción econoómica.

De este modo concluye una sangría política que desde hace nueve meses mantiene en vilo a Brasil, en ruta a su peor pérdida de riqueza en 80 años y que tiene a los principales partidos embarrados en causas de corrupción.

 

Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores, PT) es la primera presidenta mujer de Brasil que ha sido destituida y restituida en menos de una hora.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0