APS.Noticias. Quito, Ecuador.- El guayaquileño Franklin López García, mejor conocido en el bajo mundo como “el tres garrotazos”, se encontraba de vacaciones en Quito la semana pasada festejando navidad con una de sus mozas, cuando se encontró una bicicleta tirada en la vereda.

El guayaquileño paró su taxi, tomó la bicicleta, la subió en su cajuela y se la llevo para Guayaquil.

“Cuando vi la bici tirada en el piso, me dije, jueputa estos quiteños carever…. tienen harta plata, hasta para botar bicicletas, entonces la subí a mi taxi y me la traje para Guayaquil” afirmó el taxista guayaquileño.

Según el taxista, muchos de sus amigos ya se habían encontrado algunas bicicletas tiradas en el piso en la capital.

“Algunos panas me decían que en Quito hay bicicletas botadas en cada cuadra, yo no les creía hasta que cuando ví esta bicicleta, jueputa, yo dije, le pinto y le regalo a mi otra moza en Guayaquil” afirmó.

Según estadisticas, en la costa ecuatoriana se han identificado alrededor de 1000 ciudadanos  conduciendo bicicletas del Municipio de Quito.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0