Solo se olvidó un pequeño detalle