Después del gusto viene el susto. Así salieron los Bucaram del Aeropuerto después de haber golpeado a mujeres y niños inocentes que no tenían nada que ver con Correa o la política.