La selección de Brazil se encuentra muy relajada y le vale un carajo jugar contra Ecuador.