El guardia trabaja en el Centro Comercial Iñaquito. El guardia golpeó a la señora que vendía caramelos en la calle. Se rumora que si alguien quiere vender caramelos en la calle, debe pagarles entre 5 y 10 dólares a los guardias para que no te golpeen.
Los ciudadanos que vieron lo que pasaba, le ayudaron a la señora de limitados recursos económicos a recoger los caramelos que quedaron tirados en el piso y salieron en defensa de la señora.
Aquí el video del guardia abusivo.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0