Nunca pero nunca pares una pelea de mujeres, solo siéntate y disfruta.