Pero los comerciantes venezolanos pueden hacer lo que les de la puta gana en Quito, que los municipales los protegen.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0