Una mujer venezolana que fue a escuchar a Alejandro Sanz, Miguel Bosé y los otros artistas en Colombia junto a la frontera venezolana, fue agredida por la policía y los militares leales a Maduro.

Los militares le lanzaron una bomba que golpeó sus hermosos pechos, pero gracias a la abultada talla de sus airbags, el golpe fue amortiguado; pero de todos modos le dolió.

Si algún ecuatoriano de buen corazón le desea dar asilo en su hogar, que diosito lo bendiga.

Aquí el video: